CAPA CON CUELLO PETER PAN, mi nueva chaqueta.

Parece que el invierno continuará unos días más. O al menos eso es lo que la marmota ha predicho, así que aún no debo guardar la chaqueta.

Ya os enseñé en un post anterior cuál es mi abrigo fetiche, para este invierno necesitaba poder cambiar la chaqueta de vez en cuando.

Encontré en una de las visitas que hago a la tienda de telas, un paño de lana de color granate o más bien borgoña que me enamoró. Lo que más me gustó de la tela fue el color, un color que se lleva este invierno y sale de la gama blanco/gris/negro y de la marrón/tostado. El color borgoña da alegría a un invierno con niebla, da color a este invierno frío, y lo mejor de todo es que es súper combinable en mi día a día.

Busqué diferentes tipos de chaquetas en que poder inspirarme y, como siempre me pasa, me gustó una capa de niña. Ahora me toca adaptar la idea a mi cuerpo.

Un poco más ancho aquí, curva cerrada en el otro lado y ya tenia el patrón. Pero la capa era demasiado sosa, así que incorporé un cuello de bebé o peter pan que me recuerda que en sus inicios era una capa de niña.

La he probado ya, para saber si me convencía o no era lo suficiente buena para drAps.

La verdad es que he modificado alguna cosilla a medida que la he usado. Cambié la forma de cerrarla, al principio puse ganchos, pero se me abría. Solución, le puse cierres automáticos.

Me encanta la versatilidad con la que puedo llevar la capa. Puede ser elegante si debajo llevo un vestido y unos buenos tacones, y para otro día me queda genial con un look sport junto a unos jeans y unas deportivas.

¡Ya os avisé que quería otra chaqueta! ¿Que os parece la capa? ¿Os gusta?

AnA

BUF ESPECIAL- OLA DE FRÍO A LA VISTA

Estos días en los medios de comunicación nos están avisando de que viene una ola de frío. La mayoría de los anuncios de tv son de medicamentos contra la gripe. Si hace tanto frío , ¿qué debemos hacer? ¿quedarnos en casa? ¡NO!

¿salir de la cama?
Necesito salir de casa, por el simple hecho de ver el sol. Yo no sé estar encerrada en casa. La solución: ¡abrigarnos bien!

Ya os hablé en un post anterior de mi chaqueta preferida, con ella el cuerpo lo tengo cubierto. En los pies rescato unos calcetines muy gruesos que me abrigaban con las botas de esquí cuando daba clases en las pistas estando bajo cero. Si me abrigaban entonces, también lo harán con unes botas de calle calentitas.

En las manos unos buenos guantes de seda y lana, no sé de donde los saqué, pero por experiencia son los que más me abrigan ante el frío.

Mallas o leggins térmicos bajo los pantalones y lo único que me falta es abrigar bien la cabeza y el cuello. Los buf que ya os enseñé son una opción, pero para hoy mejor uno un poco especial…

No soporto los gorros de lana, no se porqué pero no puedo con los gorros, ¡me agobian! Así que a buscar una solución. Una capucha que abrigue.

Uno de los últimos buf que he diseñado tiene una capucha incluida. Lo diseñé para una chica que vive en el Alt Empordà, en Catalunya. Allí hace frío, pero lo peor no es la temperatura, es la tramuntana, un viento del Norte que sopla muy frío y es muy incomodo porque dura bastantes días seguidos y aumenta la sensación térmica de frío.

Se trata de un buf más capucha con exterior de algodón e interior de forro polar. Esta combinación que os enseño es personalizada para ella, le encanta el color azul y esta tela es perfecta para ella.

La capucha es ideal para esos días de tramuntana, el buf te calienta el cuello y la capucha te para el viento y calienta las orejas.

¡Parece que se lo han robado! Pero Bruna es una modelo perfecta, ¡tiene madera!
Da gusto realizar algo que guste y funcione tan bien! Y a vosotros que os parece? Dejadme un comentario para saber vuestra opinión.

AnA

PD: Agradezco un montón  la colaboración de Bruna y Elena por las fotos del post!!