CAPA CON CUELLO PETER PAN, mi nueva chaqueta.

Parece que el invierno continuará unos días más. O al menos eso es lo que la marmota ha predicho, así que aún no debo guardar la chaqueta.

Ya os enseñé en un post anterior cuál es mi abrigo fetiche, para este invierno necesitaba poder cambiar la chaqueta de vez en cuando.

Encontré en una de las visitas que hago a la tienda de telas, un paño de lana de color granate o más bien borgoña que me enamoró. Lo que más me gustó de la tela fue el color, un color que se lleva este invierno y sale de la gama blanco/gris/negro y de la marrón/tostado. El color borgoña da alegría a un invierno con niebla, da color a este invierno frío, y lo mejor de todo es que es súper combinable en mi día a día.

Busqué diferentes tipos de chaquetas en que poder inspirarme y, como siempre me pasa, me gustó una capa de niña. Ahora me toca adaptar la idea a mi cuerpo.

Un poco más ancho aquí, curva cerrada en el otro lado y ya tenia el patrón. Pero la capa era demasiado sosa, así que incorporé un cuello de bebé o peter pan que me recuerda que en sus inicios era una capa de niña.

La he probado ya, para saber si me convencía o no era lo suficiente buena para drAps.

La verdad es que he modificado alguna cosilla a medida que la he usado. Cambié la forma de cerrarla, al principio puse ganchos, pero se me abría. Solución, le puse cierres automáticos.

Me encanta la versatilidad con la que puedo llevar la capa. Puede ser elegante si debajo llevo un vestido y unos buenos tacones, y para otro día me queda genial con un look sport junto a unos jeans y unas deportivas.

¡Ya os avisé que quería otra chaqueta! ¿Que os parece la capa? ¿Os gusta?

AnA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *