NOS VESTIMOS POR LA CABEZA- SCRUNCHIE

Si os digo que yo me visto por la cabeza me vais a tomar por loca.

Pues sí, así es, hace unos días que me visto por la cabeza. A diferencia de la gente normal que dice que se viste por los pies. Me explicaré mejor. Primero elijo lo que me voy a poner en el pelo y luego la ropa. Así me visto yo.

Cansada del follón de gomas de pelo, horquillas, pasadores y broches para la cabeza, intenté ordenarlos. Casi imposible. Pero al hacerlo me di cuenta de que todo era marrón o negro, ¡falta color! Tampoco hace falta llevar el pelo multicolor, no exageremos.

Mi follón de gomas, horquillas y pasadores…

Pasados unos días de ordenar el follón, ví en Pinterest que se volvían a poner de moda y ya se empiezan a llevar los coleteros que llevaba cuando era pequeña. Ahora se llaman SCRUNCHIES, efecto de la globalización y la tendencia que tenemos a traducirlo todo al inglés. Es más guai.

Acumulo un montón de retales que no sé que hacer con ellos pero que tampoco quiero tirarlos. He usado como modelo un coletero que tenia cuando era pequeña, utilizando la curiosidad y mis dotes de deshacer las cosas… ¡Ya tengo el patrón para hacer millones de scrunchies!

El cajón de los retales

Ahora lo tengo claro: Voy a hacerme mis scrunchies para el pelo. ¡Manos a la obra! A ver que os parecen, ¡se pueden hacer de todos los colores!

Unos cuantos scrunchies

Una manera muy fàcil y resultona de peinarnos ¡Y además quedan genial!

Scrunchie Laia

Es un buen complemento para regalar estas fiestas. Yo los he regalado y han sido un éxito.

Scrunchie Bruna

Ahora ya sabéis porque digo que me visto por la cabeza y no por los pies.

Scrunchie Ana

¿Que os parece que vuelvan estas modas? A mi me encantan y sientan de fábula.

AnA

¡Ah! Si queréis alguno contactad conmigo. ¡Buscaremos el retal del color que más os guste!

MI ABRIGO FETICHE

Mi pieza preferida de la colección es un abrigo que diseñé el año pasado. Las reacciones ante él me han animado a continuar con la aventura.

Al llegar el frío, en Olot las temperaturas máximas en esta época no superan los 15 grados. Entonces me surge la difícil tarea de encontrar un abrigo, ¡misión imposible!!

© by Mango

El anterior que tuve era parecido a este, lo modifiqué un poco para que no me quedase raro. Es el típico 3/4 negro con cinturón y cuello de americana, que una vez cerrado parecía un cuello chimenea.

Para que me quedase bien tuve que recurrir a la costura. El cinturón lo cosí a la espalda a modo de hebilla decorativa, con un par de botones. Y añadí a la parte delantera algún botón más, y así conseguí que no me marcara la cintura bajo el pecho.

Como os decía, encontrar un abrigo que dada mi altura me quedase bien, es misión imposible. Me metí en el coche, visité mi tienda de telas preferida, me quedé con unos restos de tela de paño y… a diseñar!

La idea era realizar un abrigo sencillo, con corte un poco evasé, que lo conseguí con la posición de los botones, y un cuello chimenea.

A medida que iba dibujando el patrón, modifiqué algunas cositas. Las mangas rectas, yo le llamo tipo kimono, con el puño vuelto, que así se ve la tela del forro.

Todo modelo debo personalizarlo, y este no iba a ser menos! Cuando enseñe el abrigo a mi familia no les dije que era de DrAps design, lo adivinaron porque tiene los botones de colores. Ése es mi toque personal,  romper los esquemas con botones de colores en un abrigo blanco y negro.

Yo y mi abrigo

Ahora estoy preparada para el frío! Entre el abrigo y uno de los buf calentitos, puede hacer el frío que quiera!

¿Que te parece? ¿Alguna idea para la chaqueta de 2017?

AnA